INAUGURADO EN CERVERUELA UN BANCO DE SEMILLAS EN UN ANTIGUO PALOMAR RESTAURADO

Después de tres años de trabajo, en Cerveruela (Campo de Daroca) por fin nos hemos salido con la nuestra. El pasado día 2 inauguramos el palomar-banco de semillas dela Güerbecica. Un antiguo palomar que amenazaba ruina y que hemos podido rehabilitar para aprovecharlo ahora como banco de semillas.

Los palomares tradicionales de la zona del Jiloca y comarcas aledañas son edificios-torre aislados, situados en el contorno de los pueblos, generalmente de planta cuadrada con únicamente una abertura en el tejado para la entrada de las palomas. Este nuestro esta hecho de un grueso muro de tapial, que junto con el hecho de no tener ventanas garantiza un aislamiento térmico que lo hace ideal para el almacenaje de simientes.

 

La promotora de la aventura ha sido la asociación cultural del pueblo, La Chaminera que humea. Para nosotros ha sido determinante que a la vez que nos peleábamos con las subvenciones para sacar el proyecto adelante se constituyese la Red de Semillas de Aragón, lo cual nos ha permitido conocer a personas afines en Aragón y también nuestra zona, nos ha fortalecido el discurso y ha lanzado con más fuerza el proyecto del banco de semillas, el primero de estas características en Aragón, con la creación de un Grupo Local integrado en la Red que recoge a los hortelanos dela Huerva, el Jiloca y el Jalón. Pero todavía somos pocos para sembrar las más de 80 variedades que tenemos ya recogidas y ordenadas en el banco. Necesitamos fortalecer la red con más hortelanos dispuestos a plantar la simiente, cuidarla en ecológico y preocuparse de extraer la semilla para devolverla al banco para que otros hortelanos la puedan coger y el ciclo perdure. Tiempo al tiempo. Estamos empezando.

El banco de semillas no pretende ser un cementerio de simientes donde vayan depositándose semillas sin más hasta morir. Al contrario. En realidad no es más que un sitio de paso para las semillas y un lugar de encuentro para los hortelanos. Perfectamente las semillas se pueden guardar en casa como se ha hecho siempre e intercambiarlas entre conocidos o en encuentros que también organizala Red, pero pensamos que el hecho de tener un espacio físico (tan excepcional además como un viejo palomar) fortalece el proyecto de repartir diversidad y crear conciencia crítica. El banco sirve como lugar de referencia, de espacio educativo, de ejemplo de “reciclaje etnológico” recuperando un edificio patrimonial, hasta de imagen publicitaria si se quiere.

El reto ahora es tener fuerza y capacidad de trabajo para que funcione con eficiencia, sin dejar de cubrir otros objetivos que se trabajan enla Redcomo la del trabajo de campo recuperando variedades locales en proceso de desaparición, tal como nos planteamos la gente del Grupo Local en la reunión del pasado día 2.

Así pues, ¡ya tenemos banco de semillas! ¡Estáis invitados a conocerlo!

Nota: actualmente (2017), se ha formado un grupo local a parte en el Jalón, quedando la Asociación cultural La Chaminera que humea como referente local en el Jiloca-Huerva.

Anuncios